ENTORNO

Cal Calsot está ubicado en Montellà, un pueblo de montaña pequeño y tranquilo, a los pies de la sierra del Cadí, en una de las zonas menos conocidas del Pirineo y de la Cerdanya, el Baridá. Un entorno idóneo para que puedas desconectar y disfrutar de la naturaleza, ya sea a pie o en bicicleta.

El Baridá, la Cerdanya más desconocida

Entre montañas

El Baridá es un territorio montañoso, situado entre las dos grandes llanuras de las comarcas del Alt Urgell y la Cerdanya, con los Pirineos y Andorra en el Norte y el Parque Natural Cadí-Moixeró el Sur.

Si te desplazas de este a oeste, siguiendo el río Segre, estamos exactamente a la misma distancia de Puigcerdà como de la Seu de Urgell, apenas a media hora en coche.

En medio, donde estamos nosotros, los valles se estrechan y muchos de los pueblos los encontramos en las colinas. Esta orografía ha permitido que muchos de ellos mantengan todavía su autenticidad, su arquitectura, sus caminos y su calma.

El Baridà

Tierra de ganaderos, queseros, pastores y músicos, de mitos y leyendas. De pequeños valles, caminos, prados y rebaños, arroyos, robles, abetos y pinos, cabras, pájaros carpinteros, buitres, y algún que otro quebrantahuesos.

Pequeños senderos que nos pasean por la historia, que nos llevan a pequeños pueblos e iglesias románicas, castillos y búnkers escondidos.

El Parque Natural Cadí-Moixeró

El imponente muro de la Sierra del Cadí es característico en nuestro paisaje, icono de todos los pueblos del Baridá.

Territorio de gran belleza natural, y espacio protegido con un gran número de hábitats y especies de flora y fauna de interés europeo.

Uno de los pocos lugares que aún conservan una cultura agrícola-ganadera que ha ido moldeando el paisaje a lo largo del tiempo.

Este emplazamiento privilegiado nos abre un gran abanico de actividades relacionadas con la naturaleza y la cultura.

Desde Cal Calsot, puedes adentrarte fácilmente en el Parque Natural del Cadí-Moixeró, con sus históricos senderos, descubrir la imponente cordillera, los pequeños pueblos de Cerdanya y el Alt Urgell, acercaros a las calles medievales y la Catedral románica de la Seu d’Urgell, o pasear por el lago de Puigcerdà y sus casas señoriales.

Descubre un lugar con encanto y disfruta de la naturaleza y la tranquilidad!

Pequeños gestos para reducir nuestro impacto en el entorno

  • No tires basura en la naturaleza. Deposita la basura en los contenedores que hay en los municipios, pero nunca la dejes en el bosque, ya que los residuos, y en especial el vidrio pueden provocar incendios
  • Si te quedas a comer en el bosque, lleva bocadillos o platos fríos. No enciendas ningún tipo de fuego
    Evita atravesar el bosque y sigue los caminos señalizados así respetamos la fauna y flora protegida
  • No molestes a los animales
  • Si vas con tu perro, llévalo atado y no dejes que moleste el ganado u otras especies de fauna salvaje
  • Si pasas por algún camino donde hay algún cerrado o hilado ganadero pasa y dejalo tal y como lo has encontrado. Por prevención no toques ningún hilo, podría estar electrificado. Cógelo siempre por la mango de plástico
  • Si encuentras ganado en la carretera mantén la calma y no la asustes con bocinas o gritos
  • Si va en la misma dirección que tu reduce la velocidad. Los animales se irán apartando y podrás avanzar o el ganadero te dará el paso
  • Si el ganado te viene de cara, apártate a un lado del camino y espera a que pase
  • Cuando aparques deja paso a otros vehículos (tractores)
  • No aparques dentro de un campo, prado o entrada de un camino
  • No arranques las setas que no te llevarás
  • Ten en cuenta otras actividades que se realizan en la naturaleza
  • Respeta las bordas, pajares, cabañas, prados y cultivos, son propiedad privada